La Teoría del ciclo Austríaca

Recientemente, se ha estado hablando mucho sobre la calidad y los contenidos que se enseñan en los cursos de economía. El movimiento Post-Crash Barcelona, en línea con esto, pide que las universidades proporcionen un enseñamiento plural y multidisciplinario. Aunque quizás difiera en los motivos y los ideales que persigue esta asociación, lo cierto es que estoy de acuerdo en que los planes de estudios de economía, están enmarcados de una manera muy rígida y poco flexible.

Hoy, me gustaría presentar la ABCT (Austrian Business Cycle Theory), que a mi parecer, es una lástima que no se enseñe en las clases de macroeconomía de la Pompeu, o cualquier centro de estudios, aunque es comprensible, ya que gran parte de las conclusiones derivadas de ésta, contradicen sin tapujos el modelo macroeconómico predominante en la enseñanza económica de hoy. Esto es, el encorsetado marco keynesiano que se les presenta a los estudiantes de economía como verdad absoluta.

La Teoría del Ciclo Austríaca

En general, se suele hablar de los inevitables y recurrentes ciclos que sufre la economía, que esta sujeta a constantes subidas y bajadas de la producción. Las razones que atribuyen los economistas keynesianos, suelen referirse a la idea propuesta por el mismo Keynes de los “animal spirits” que conducen a que la gente, en manada, tengo una visión muy optimista, o bien muy negativa de la economía. Así pues, sucede que en los momentos de bonanza, todo el mundo compra mucho,(siendo el consumo para Keynes el gran catalizador de la economía), y cuando la gente se vuelve “pesimista”  deja de consumir, sumiendo a la economía en una inevitable espiral que nos condena a todos.

A simple vista, no parece una proposición descabellada, pero como teoría económica, deja mucho que desear.¿ Como es posible que sistemáticamente se produzcan errores en la producción, si esta es el resultado de las decisiones individuales de cada empresario?¿No sería razonable pensar, que a la larga, los empresarios puedan, hasta cierto punto, ajustar su producción a los espíritus animales, para asegurar un crecimiento estable y continuo, el cual sería más deseable?

Una visión más detallada y comprensiva la ofrece la ABCT.

La ABCT, basa su análisis, y su posterior desarrollo en un principio que, al parecer, la teoría keynesiana, o al menos la que se enseña, no tiene en cuenta. Y es que la tasa de interés juega un papel de coordinación, al igual que cualquier otro precio. La teoría keynesiana, se conforma con postular, que un menor interés llevará a un mayor producción, sin tener para nada en cuenta la verdadera función de éste.

Entendemos pues, que la tasa de interés, es un precio, un precio algo especial, y es que la tasa de interés coordina nuestras preferencias inter-temporales. Es decir, midiendo la tasa de descuento entre presente y futuro(cuanto vale un euro de mañana hoy, y viceversa) lo que hace es ajustar la oferta y la demanda en el tiempo. Coordina pues, cuanta parte de la producción se destinará a producir bienes hoy, y cuanta se destinará a producir bienes en el futuro. En un mercado libre, la tasa de interés, debería señalizar a los empresarios cuales son las preferencias inter-temporales de los consumidores. De este modo, un tipo de interés mas bajo, significará un mayor nivel de ahorro, lo cual equivale a menos consumo hoy, y más consumo mañana. Por el contrario una tasa alta de interés significaría que habrá mas consumo hoy y menos en el futuro.

Analizando el interés en su función de precio ¿Qué pasará si de manera artificial, a través de las acciones del Banco Central, se reduce la tasa de interés?

Como en cualquier otro caso de manipulación de precios que se aleja del equilibrio, esto creara una descoordinación entre oferta y demanda a través del tiempo. A efectos prácticos, ¿Cómo se gesta, y que supone este desequilibrio?

Como ya hemos dicho, la tasa de interés es un precio que utilizan los empresarios, inversores etc. para medir su nivel de inversión. Por lo tanto, una tasa de interés artificialmente baja, llevará a una sobreinversión en bienes de capital, o bienes de orden más alto. Es decir, los inversores se lanzarán a invertir para suplir la supuesta demanda del mañana, a través de cuantiosas inversiones en capital; maquinaria, infraestructuras…Pero como sabemos, esta inversión está mal dirigida, ya que, lo cierto es que, para empezar, no existe el ahorro a largo plazo para financiar esas inversiones, el bajo interés, es resultado del crédito extendido por el Banco Central, y no proviene del ahorro de la gente. Además, no solo hay sobreinversión en bienes de capital, sino que hay simultáneamente una falta de inversión en bienes de consumo. Todos los proyectos que se están llevando a cabo de cara al futuro, consumirán recursos hoy, sin embargo, la provisión de recursos hoy, es inferior a la que debería ser, por lo tanto, no solo hay sobreinversión y sobreproducción futura, sino que, lógicamente, hay una falta de producción hoy. Como consecuencia, la ABCT postula que esto ocasionará una subida de los precios de las materias primas. Y de hecho, serán estas subidas de precios las que luego manifiesten la inviabilidad de un gran número de proyectos.

Dicho de forma sencilla, la manipulación del tipo de interés, creará un desajusta de oferta y demanda, y estructurará la cadena productiva de una forma que no se ajusta a las necesidades y preferencias de los consumidores. El necesario reajuste que esto conllevará, será lo que cause la llamada crisis.

Esto viene siendo, de forma resumida, una explicación que dan los austríacos de los recurrentes ciclos económicos. Por lo general, las teorías austríacas, se elaboran de forma completamente teórica, a través de la abstracción, ya que postulan que la evidencia empírica, no es suficiente para dar explicación a teorías económicas de causalidad, siendo la evidencia empírica, el resultado de una infinidad de factores que interactúan en la economía, y por lo tanto, muy difícil de utilizar para sacar conclusiones. Sin embargo, a continuación presento unos  datos relevantes para España.

Nueva imagen

Podríamos decir que este gráfico muestra la estructura de la oferta, ya que es un indicador de producción según el tipo de bien.

Si observamos de cerca el gráfico, veremos como la crisis de 2008, supone una inversión casi perfecta en la producción de estos bienes. Es decir, que la crisis trae consigo un cambio en la estructura productiva. Se deja de invertir en capital y maquinaria, y todo el consumo se destina a bienes de primer orden y materias primas.

Estos datos empíricos, dan soporte a la teoría del ciclo austríaca, ya que en 2001, se da la mayor bajada del interés jamás orquestrada por los bancos centrales del mundo.

Un seguimiento de los precios de las materias primas, también demostraría lo dicho por la teoría austríaca. La aprecación del oro en el periodo 2002-2008, rondaba el 20% anual, y lo mismo era cierto de la energía y de la subidas en los precios de los alimentos.

Básicamente, se concluye de la ABCT lo siguiente: No manipules el interés!

Como ya he anticipado, esto vuela en contra de la idea keynesiana, que en cualquier momento de “debilidad” económica apuntará a la manipulación del tipo de interés como solución a todos los problemas.

Espero que esta pequeña contribución, más que servir como una crítica a la enseñanza que se imparte en las universidades, sirva a los estudiantes para comprender, que la educación va más allá de las aulas, y que no hay mejor herramienta de la que dispongamos para promover una educación diversa, que un pensamiento crítico y el deseo de aprender.

James Foord, editor de Pompeunomics y autor de 21stcenturyeconomics.wordpress.com

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: