La denunciada “Casta” de Podemos

Pablo Iglesias, se ha visto catapultado hacia la fama tras el éxito que ha tenido Podemos en las elecciones europeas. Así pues, durante las últimas semanas Iglesias ha aparecido en varias cadenas de televisión defendiendo y exponiendo los principios de su partido. Sin entrar en gran detalle en el programa de Podemos, me gustaría discutir una de las ideas que sin duda, le han ganado al señor Iglesias el seguimiento de más de un votante indeciso. Durante sus apariciones, el politólogo, hace referencia en numerosas ocasiones al término “casta política”. El mismo nombre por si solo, ya sirve para indicar en gran medida el sentimiento que el líder de Podemos intenta desprender.

                                                                        s200_pablo.iglesias_turri_n

Iglesias declama que la “casta política” es un grupo formado por los políticos y miembros de la administración que utilizan su privilegiada posición para conceder favores a sus coates y extraer así rentas ilegítimamente del Estado. Básicamente, expone lo que, desde hace ya unos años, resulta obvio en España:Que el sector público lleva a cabo de forma habitual prácticas corruptas.

Pablo, afirma que este fenómeno se trata de una inevitable corrupción del sistema capitalista. No es extraño pues, que la mayoría de sus propuestas, pasen en gran parte por intentar destruir ese sistema. Desgraciadamente, Podemos y sus seguidores, tratan una idea que ciertamente es relevante y preocupante, pero fallan en su análisis, y por lo tanto, en sus remedios para eliminar la corrupción del sistema.

Así pues, Podemos cree que sería bastante con un cambio en la forma de gobierno para eliminar los problemas de corrupción. Simplemente, bastaría con librarse de los parasíticos burócratas, y sustituirlos por miembros de la ciudadanía más cercanos al pueblo, con más conciencia social y benevolencia. Políticos que, por ejemplo, decidan volar en turista en vez de primera clase, como bien afirma que hará Pablo Iglesias.

Sin embargo por muy bien intencionadas que sean las propuestas del grupo populista, serán pocos los economistas a quienes les convenza esta solución.

Los economistas, operamos en un reducido modelo, que, para empezar, trata a todos los agentes económicos por igual. Luego los economistas, no basamos nuestras teorías en análisis de casos particulares de personas, sino en el entendimiento de cómo funcionan las fuerzas de mercado; incentivos, beneficio costes…y como esto definirá el comportamiento de los agentes económicos. De este modo, a mi parecer, el sistema “corporativista” en el cual estamos sumidos, más que el resultado de la avaricia y codicia de los políticos, es la inevitable puesta en práctica de un sistema de organización que incentiva comportamientos corruptos. Machiavello decía que “el poder corrompe, y el poder absoluto, corrompe absolutamente”. Entendiendo este simple principio, podemos visualizar como la creación de un órgano central de decisiones que acumula el poder de la ciudadanía, para después delegarlo en unos pocos, crea unos incentivos perversos. No es que los políticos sean por definición más corruptos que nadie, aunque si que es cierto, que existe un cierto elemento de autoselección, simplemente, los políticos actuaran de forma oportunista y auto-interesada. Una vez se hayan hecho con el poder, no dudarán en explotarlo en su beneficio.

La solución a este problema, pues, pasa por reducir el poder del Estado. A menor poder y tamaño, menor será el nivel de corrupción, es una fórmula simple e intuitiva. Contrariamente a esto las propuestas de podemos persiguen más bien lo contrario, ampliar el poder del Estado. Entre otras cosas, Podemos pide la nacionalización de sector “estratégicos” de la industria y una mayor intervención y poder del Estado, básicamente, en todos los ámbitos de nuestras vidas. En conclusión, las buenas pero desencaminadas intenciones de Podemos simplemente ponen de manifiesto que la gente conoce de sobras el problema, pero sigue demasiado arraigada en su forma de pensar como para poder ofrecer una solución válida.

James Foord, estudiante de Economía y autor de 21stcenturyeconomics.wordpress.com

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: