La Tiranía del Estado

Cada vez es mayor el consenso en España de que algo no va bien. De hecho, a nivel Europeo, los españoles somos uno de los pueblos más descontentos con su gobierno. Las posibles ideologías sobre cómo se debería cambiar el funcionamiento del gobierno, son varias, pero lo que está claro es que ahora mismo, la cosa no funciona ¿Y a qué se debe este hecho? El problema es que el Estado español, no constituye un Estado propiamente democrático, donde la acción política se determina según las preferencias de los ciudadanos. No se puede culpar a partidos de derechas o izquierdas, ya que verdaderamente, la ideología política, es un campo a parte, que poco tiene que ver con el verdadero gobierno del estado.

¿Qué es entonces el gobierno Español? Un gobierno corporatista, capitalismo de amigos, socialismo de elites…llámalo como quieras. En España, la actuación del gobierno no se mueve según la agenda de los ciudadanos, sino según los intereses de políticos auto interesados que utilizan su poder para ofrecer favores a sus amiguetes en el sector empresarial, y a cambio, untarse también ellos mismos. Este sistema no es por asomo ni capitalista, ni socialista, sino que se trata de una oligarquía. De esta forma, el verdadero éxito empresarial, no se basa en satisfacer bien a los consumidores, sino en la habilidad de, a través de lobbies de presión, intentar extraer rentas del estado, o asegurar su posición en el mercado a través de “regulación” que realmente prohíbe la entrada a nuevos competidores. No es sorprendente, pues, que estos cuerpos regulatorios estén a menudo compuestos por capataces de la misma industria. Vemos pues como esta relación simbiótica entre los políticos y un selecto grupo de empresarios, favorece a los más ricos, a los que pertenecen al “círculo”, en contra de los que están fuera de él. La verdadera lucha no es de derechas contra izquierdas, sino de los de fuera contra los de dentro.

¿Y quién tiene la culpa de esto? El ciudadano. Si bien es cierto lo que he dicho antes de que existe un consenso de que el gobierno no funciona, este mensaje no se traduce al campo político en forma de acción. Ya sea por el miedo al cambio, o la simple ignorancia de lo que pasa, la verdad es que la mayoría de los españoles no están listos para empezar una revolución. Hasta que las cosas no se pongan realmente malas, seguiremos viajando a la deriva, ya sea con el PP, o el PSOE al mando. Y es que el bipartidismo, a mi parecer, es la máxima muestra de apatía en el sistema democrático. Y ese es el problema, que los ciudadanos dejamos que nuestro gobierno nos mienta, dejamos que se unten las manos y dejamos pasar escandalosos casos de corrupción, ya como si fuese cosa del día a día.

Pero por lo menos, el sentimiento de desafiar el estatus quo, es cada día más fuerte, y grupos como Arran, Sepc, o Cup, se nutren precisamente de este sentimiento. Un sentimiento, que es originalmente liberal, pero que estos grupos han enmarcado en un contexto socio-comunista.

Quizás liberales y comunistas deberíamos unirnos en defensa de este ideal. De poco sirve hablar de recetas para resolver nuestros problemas, si el sistema por el cual la implementamos está absolutamente atrofiado. Comunistas y liberales, contra la oligarquía del gobierno!

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: