Por qué caen mal los liberales?

A simple vista, no parece una idea descabelladla: Respeta a los demás, no hagas daño a los demás, no robes, se responsable de tus actos… Éste es a grandes rasgos el mensaje que intentamos transmitir los liberales, y de hecho, es así como actúa la mayoría de gente. La mayoría de nosotros, liberales o no, respetamos la propiedad de los demás y entendemos que cada uno es libre de hacer con su vida lo que quiera, y que por tanto estaría fuera de lugar si, por ejemplo, le dijeses a tu vecino como tiene que decorar su piso. No obstante, a menudo se nos condena a los liberales, sobretodo en temas económicos, se nos acusa de ser gente despiadada y sin corazón, y, a menudo, estos juicios son acompañados de odio e ira. Esta reacción, es a la vez inconsistente con nuestro comportamiento, y totalmente racional.
Encuentro que la raíz del problema reside en la interpretación del término liberal como antítesis de lo que la gente llama socialismo, y a su vez, una confusión del término socialista en sí. En realidad, todos somos socialistas, es decir, el ser humano es un animal que vive en sociedad. Vivir en sociedad conlleva cierta obligación moral, ya que se tiene que seguir un código moral impuesto por la sociedad. Algunas de las cosas que he dicho antes son ejemplos de ésto: no matar, no robar…aunque estos también forman parte de nuestro código legal.
Desgraciadamente, el término socialista hoy en día, tiene por acepción general siempre connotaciones Estatistas. Es decir, los socialistas, al igual que los liberales, persiguen el bien social. La diferencia reside en como intentan hacer estos unos y otros. El socialismo apela exclusivamente al estado como fuerza ultima para garantizar y salvaguardar el bien común. Es más, es muy poca la gente que cree que se puede llegar a un estado social “óptimo” sin algún nivel de intervención Estatal. De esta forma cuando la gente escucha el término liberal seguramente lo asocia, correctamente, con la idea de un Estado menos invasivo e intervencionista, sin embargo, a su vez, asocia la ausencia de Estado, erróneamente, con la falta de conciencia social. Ya que en su mente sin el Estado el bien social no se puede conseguir. Y como bien he dicho antes, los humanos estamos programados para rehuir y marginar a aquellos miembros antisociales.
Finalmente, y sin entrar en detalles en el tema, cabría decir que, obviamente, los liberales no somos antisociales. No pretendemos dividir la sociedad o mantener el status quo. Los liberales simplemente tenemos un entendimiento muy diferente de cómo funciona el mundo y creemos que un mayor grado de libertad llevará siempre a una mejora del bienestar de la sociedad, pues toda riqueza es creada por las interacciones libres entre individuos. Por otro lado, tenemos una visión diferente del Estado, que es paternalista, corrupto y parasítico, y la búsqueda de un bien social no acaba siendo más que una cortina de humo tras la cual se esconden los sujetos que verdaderamente deberían ser objeto de nuestro odio y recelo.

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: